Seguridad en el automóvil

#MartesdeMecánicaauto

Seguridad pasiva

Cuando el vehículo recibe un impacto, bien sea contra otro vehículo, contra objetos rígidos situados en la carretera, o contra el suelo, su estructura debe absorber una elevada energía que se traducirá en deformaciones.

Tal deformación debe estar limitada en el compartimento de pasajeros para que éstos no sean aplastados y se instalan, intencionadamente, elementos que, en caso de que se produzca un tipo de colisión determinado, permitan que se abollen y absorban una gran cantidad de la energía del impacto; de esta forma se causan menos daños.

Estas dos exigencias se conjugan de forma generalmente satisfactoria en los turismos actuales. A las anteriores medidas hay que añadir que las superficies interiores no deben tener aristas ni formas cortantes y que deben disponer de los sistemas de sujeción y bloqueo de puertas adecuados.

Situación de la rueda de repuesto.

Algunos elementos de seguridad

Los parachoques, los amortiguadores de impacto y los subchasis tienen menor rigidez que la zona cercana a los pasajeros y conductor para que, en caso de colisión, absorban la mayor parte de la energía de impacto deformándose de forma programada.

Colocación depósitos de aire comprimido y rueda de repuesto.

En este sentido es conveniente realizar periódicamente una limpieza de la zona inferior de la estructura metálica, sobre todo en ambientes salinos, para evitar su corrosión.

Otro elemento importante que forma parte de la cabina, aunque no es metálico, son las lunas, tanto la delantera como las laterales. Tener una buena visibilidad contribuye a conseguir una óptima seguridad de circulación.

Visibilidad en la luna delantera.

Lux splendens procedit, cum est in mente
“La luz es más brillante cuando está en la mente”


¿Te gustaría saber más de este tema?
Capacítate con nosotros: https://electrotec.pe/tienda/cursos-2019

Deja un comentario